Chasis ORYX La opción profesional económica

Dentro de la fiebre por rifles precisos que llevamos viviendo en los últimos meses, se han sumado los accesorios relacionados. Uno de los últimos en presentarse en el mercado español es el chasis ORYX del fabricante Modular Driven Technologies (MDT). Esta última marca es sobradamente conocida por sus soluciones de alta gama, muchas de las cuales son integradas en rifles de diferentes marcas, caso por ejemplo del Remington 700 Tactical Chassis, que emplea un modelo TAC21. Con la presentación del ORYX, este pres- tigioso fabricante canadiense presenta una segunda línea de producto más económica, en este caso por debajo de los 500 €.

Es una práctica muy habitual en nuestra afición la personalización de nuestras armas, de tal manera que, partiendo de una versión básica, al cabo de unos meses o años se personaliza el arma a nuestras necesidades y gustos. Es una forma de acceder a diferentes disciplinas deportivas, sin tener que realizar un desembolso inicial cuantioso y evolucionando con la misma a la vez que mejoramos nuestro material.

p.png

Ventajas del chasis

 

Lo primero que debemos planearnos es qué mejoras nos aporta un accesorio de este tipo frente a una culata tradicional. Su principal ventaja es el aporte de rigidez al conjunto, lo que obviamente se traduce en una mejora de la precisión. Esta mejora será tanto más notable, cuanto peor sea la culata original. Si por ejemplo partimos de una solución de madera de mala calidad, que sufre con las inclemencias del tiempo o una culata de polímero muy básica sin cuna de aluminio, la mejora en la precisión puede ser de media de un 30% o más.

Además, simplificamos el sistema de asiento de la acción sobre únicamente una sólida estructura, no una cuna de aluminio que a su vez se asienta sobre una culata de polímero. Hay siempre cierta criticidad entre como está integrada la cuna en la culata y cómo es su comportamiento con el paso del tiempo. Un chasis representa la máxima rigidez y la simplicidad, permitiendo unos montajes y desmontajes sencillos por parte de cualquier usuario.

p-1.png

No recomiendo a ningún aficionado que se meta a manipular una cama de aluminio, ya que ese es un auténtico trabajo de especialista. La colocación correcta de estas camas o cunas no es un proceso trivial y requiere de un experto, además de unos compuestos de pegado específicos. En caso contrario, se pueden producir lo que en el argot técnico se denomina situaciones de estrés entre la acción y la culata, que terminarán por afectar negativamente a la precisión.

Añadir que el emplear un chasis de este tipo, puede darnos acceso a la utilización de otras piezas estándar del mercado, que incrementarán las posibilidades de perso- nalización. Tampoco podemos dejar pasar la ventaja que representa la reducción de peso, con respecto a una culata tradicional, junto con la mayor resistencia a todo tipo de condiciones climatológicas, por el empleo de acabados especiales.

Características del Oryx

quiero señalar que para colocarlo no es necesaria la intervención de un armero. Nosotros para nuestras pruebas empleamos un económico Remington 700 ADL en 6,5 Creedmoor y la instalación se resolvió en menos de 10 minutos. El chasis está unido a la acción por dos tornillos de cabeza hexagonal, que tampoco requieren de un par de apriete específico.

Hemos usado un Remington 700 ADL por- que utiliza una económica culata de polí- mero sin cuna de aluminio, pero este chasis está disponible para otros rifles también. La lista es la siguiente: Tikka T3 SA, R700 SA, Howa 1500 SA, Howa 1500 LA, Howa Mini, Howa Mini Youth, Ruger American SA, Remington 783 SA, Savage SA y Savage Axis SA. El acrónimo SA se refiere a “Small Action” (Acción Corta) y LA a “Large Action” (Acción Larga). El chasis es de color negro, pero los paneles de polímero están disponibles en tres colo- res: OD Green, Flat Dark Earth, and Gray.

El chasis está construido en aluminio aeronáutico 6061 en una sola pieza, alcanzando un peso el conjunto de 1,9 Kg. El ORYX está acabado en un anodizado grueso de capa dura, de especificación militar tipo III, buscando la mayor dureza posible de la superficie y resistencia a la abrasión. Ni que decir tiene que el cañón se mantiene flotante, siempre que su diámetro máximo no supere 1,250″ (31,75 mm).

Aunque la culata del ADL está bien resuelta, utilizando un ingenioso sistema de cua- dernas y quilla, la rigidez y estabilidad del aluminio es superior. Por otra parte, gana- mos en posibilidades de personalización, ya que el guardamanos sigue el patrón M- LOK y el pistolete es el de un AR-15. Otra de sus ventajas, para el caso del Remington 700, es que sustituimos un sistema de car- gador interno con plato de descarga, por una solución estandarizada de cargador externo AICS de 10 cartuchos en polímero. Por cierto, el brocal en su parte delantera tiene la funcionalidad de tope para el canto de la mano de apoyo.

Además, una de las grandes ganancias con esta culata es la ergonomía, ya que admite varias regulaciones en su culatín y cuida especialmente las áreas de contacto con el arma. En el primer aspecto tenemos una carrillera y cantonera ajustables, utilizando tornillería Allen para su regulación, en el segundo tenemos el cómodo pistolete con moldeado especial y los paneles de polímero laterales. Estos últimos otorgan calidez en invierno y aislamiento frente al calor en verano, tanto en el agarre anterior como en el culatín posterior.

El referido pistolete tiene un moldeado especial, con un estante para el pulgar, que se presta a una variedad de técnicas de agarre a la hora de prepararnos para el disparo. La longitud desde el centro del guardamonte hasta el final de la culata (LOP), se puede variar entre las 13” (330 mm) a 13,5” (343 mm), con la posibilidad adicional de utilizar un espaciador de 0,25” (6,35 mm).

Finalmente señalar que, para la colocación de un bípode, tiene el pertinente perno estándar integrado en la parte delantera del guardamanos. Además, para poder usar una correa el culatín tiene múltiples orificios para colocar enganches tipo Quick Detach (QD).

RESUMEN

La prestigiosa marca canadiense MDT presenta su primer chasis de segmento econó- mico, bajo la nueva marca ORYX. El producto no decepciona, permitiendo actualizar y personalizar los rifles de gama más económica a otro nivel, sin gastarse mucho dinero. Una buena opción para aquellos que quieran mejorar las prestaciones de su rifle y participar en las cada vez más popu- lares Precision Rifle Series (PRS). Un buen ejemplo es el rifle empleado en esta evaluación, un Remington 700 ADL, que de serie proporciona una precisión cercana al medio MOA con munición recargada y que tiene un PVP de 819,00 €. Sumándole los aproximadamente 500 € de esta culata, nos permite tener un rifle muy competitivo alrededor de los 1.300 €.

Agradecimientos

Agradecemos a BORCHERS, distribuidor exclusivo Remington para España, la cesión del material para este reportaje.

Fuente: armas.es, Dan

Mantenimiento web

$1.00

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.