Dudo que haya alguna pregunta en el rifle que haya suscitado más debate a lo largo de los años que si el .270 Win. o el .30-06 Springfield es el mejor cartucho de caza. Los grandes escritores de armas de esta generación y generaciones pasadas lo han desluido, y es el tema de discusión en torno a las fogatas cada otoño. ¿Hay un ganador claro?

El .30-06 se desarrolló como una versión mejorada del .30-03 Springfield. Sirvió como cartucho militar a través de dos guerras mundiales, y al hacerlo se hizo el cariño de millones de soldados que más tarde llevarían rifles calibrados para la caza.

Cuando el .30-06 llegó a la escena deportiva, los cazadores estadounidenses estaban a solo unas pocas décadas de usar cartuchos de pólvora negra, por lo que la bala de 150 grains del cartucho que volaba a alrededor de 2.900 fps ofrecía un rendimiento de otro mundo. El .30-06 se ganó a muchos entusiastas notables, no el menor de los cuales fue Ernest Hemingway.

En 1925 Winchester lanzó el .270 Win., que también se basaba en el .30-03. La elección de Winchester de una bala de 0,277 fue curiosa, ya que las balas de 7 mm eran populares y de 0,007 pulgadas más grandes en diámetro, pero el Win de 0,270 funcionó. Con balas de 130 granos, rompió 3.000 fps fácilmente y disparó un rayo láser plano para esa época. Se convirtió en el principal competidor del .30-06 y se ganó a sus propios fans notables, incluido Jack O’Connor.

A lo largo de los años he cazado y me han impresionado ambos cartuchos. El .270 Win. es ligeramente más largo que el .30-06, y las capacidades de las vainas son esencialmente las mismas. Ambos operan a presiones máximas similares (65.000 psi para el .270, 60.000 psi para el .30-06), y ambos encajan en las acciones de la misma longitud.

Lo que el argumento se reduce, entonces, a una bala más grande con más peso frente a velocidades más altas y trayectorias más planas. Qué criterio crees que es más importante para el rendimiento general de un cartucho de caza probablemente dicta cuál de los dos prefieres. Los pesos de las balas para el .270 en cargas de fábrica oscilan entre 96 granos y 156 granos. Las cargas para el .30-06 van desde 110 granos hasta 220 granos, siendo los 150 a 180 las opciones más populares.

La carga de 145 granos ELD-X Precision Hunter .270 Win. de Hornady (coeficiente balístico G1 de 0,536) tiene una velocidad de boca de 2970 fps. La carga de cazador de precisión .30-06 ELD-X de 178 grains de la compañía (BC 0.552) tiene una velocidad de boca de 2.750 fps.

La carga de ’06 genera unos 150 pies-lbs. más de energía en la bocacha, pero en 500 yardas la brecha de energía ha disminuido a 36 pies-lbs. El .30-06 cae siete pulgadas más que el .270 a 500 yardas cuando ambos cartuchos se ponen a cero a 200 yardas.

En términos de disponibilidad, mientras que los cartuchos más nuevos están de moda, los .270 y .30-06 todavía están ampliamente calibrados en rifles nuevos, y ciertamente también son fáciles de encontrar en el mercado usado. No hay escasez de municiones, aunque pasando por Brownells el .30-06 definitivamente tiene ventaja aquí: 43 cargas para el .270, 74 para el .30-06.

Los pesos de las armas son similares, y en los rifles del mismo peso el .30-06 produce en algún lugar del orden un 20 por ciento más de retroceso. Sin embargo, la trayectoria más plana del .270 es más indulgente.

Supongo que, entonces, el argumento más sólido para cualquiera de los rifles gira en torno al tipo de caza que planeas hacer. El .270 dispara más plano y produce menos retroceso y, por lo tanto, teóricamente es más adecuado para la caza de llanuras abiertas y la caza menor. El .30-06 tiene más energía, especialmente de cerca, y golpea con más autoridad, lo que lo hace más adecuado para el oso, el alce, y el juego más grande de las llanuras africanas.

No hay un ganador real aquí porque ninguno de estos cartuchos se puede clasificar como perdedor. Por el contrario, estos dos cartuchos te servirán bien, y hay una considerable superposición de rendimiento entre ellas. Supongo que el debate seguirá haciendo estragos.

Pros y contras

.270 Win.

Pros

  • Menos retroceso para hombros sensibles
  • Trayectoria más plana y disparos más largos
  • Rendimiento probado en una variedad de juegos

Contras

  • El diámetro .277 ofrece menos balas
  • Los cartuchos nuevos en 6.5 y 6.8 son más rápidos
  • Los rifles de montaña de acción corta son más ligeros

.30-06

Pros

  • Toneladas de opciones y datos de carga
  • Las balas pesadas son mejores para un juego más grande
  • Se ha llevado todo el juego importante del mundo

Contras

  • La ventaja energética se desvanece a distancias más largas
  • Más retroceso, especialmente cargas más pesadas
  • Popular durante tanto tiempo que se ha convertido en vainilla

Fuente: rifleshootermag.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.